SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

A 22 años de la tragedia de Austral, comenzó el juicio por la caída del avión en Fray Bentos

El juicio oral y público por la caída del avión de Austral que se estrelló en Fray Bentos, Uruguay, en octubre de 1997 y causó 74 muertes, comenzó esta tarde con 35 personas vinculadas al sistema de aviación civil en el banquillo, acusadas por estrago doloso.

La jornada comenzó con la lectura del requerimiento de elevación a juicio y la lista de los acusados ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 5 de la ciudad de Buenos Aires, en los tribunales de Comodoro Py, con la presencia de familiares de las víctimas, que son querellantes. Tras cumplir esa formalidad, se pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo 9 de abril, cuando comenzarán las declaraciones de los testigos.

La instancia oral llegó más de veinte años después de la primera investigación judicial, a cargo del entonces juez federal de primera instancia, Jorge Ballestero, quién en 2004 sobreseyó a todos los imputados por falta de mérito, medida que fue revocada por la Sala I de la Cámara Federal, que le ordenó profundizar la investigación.

Dos años después, Ballestero procesó a las mismas personas que había sobreseído al considerar que estaba probado el «estrago doloso».  Las defensas apelaron, pero la Sala I confirmó el procesamiento de todos los imputados y se inició el proceso de elevación a juicio.

«La corrupción impidió avanzar», dicen los hijos de víctimas de la tragedia de Austral 

Un grupo de hijos de las 74 víctimas fatales del vuelo 2553 de Austral, que el 10 de octubre de 1997 se estrelló en una zona rural de la localidad uruguaya de Fray Bentos, coincidieron en que «la corrupción impidió que se condene a los culpables y se avance en la causa».

Sin embargo, los hijos de esa tragedia descreen de la justicia pero sienten el compromiso de alcanzarla por sus padres fallecidos y por los que quedaron, hoy cansados de una lucha que ya lleva dos décadas, y hablan de «cargarse al hombro la causa» para terminar el duelo.

«No puedo llorar y recordar lo mejor de mi vieja porque tengo que militar esta tragedia para pedir justicia y demostrar que nada avanzó, que la corrupción dilató la condena de los culpables y que todo comenzó con la privatización de Austral y Aerolíneas Argentinas en los años 90», dijo a Télam Mauro Vázquez, de 32 años, hijo de Susana Trotta, comisario de a bordo del avión Mc Donnell Douglas DC-9-32.

Mauro, que perdió a su madre cuando tenía 11 años, revivió la tragedia en la casa de Yamila Nair Williams, en el barrio porteño de Caballito, cuyo padre, Rubén Williams, también viajaba en ese avión.

Una lista con el nombre de los 74 muertos, un cartel que simula ser un boleto de avión con la leyenda: «El pasaje del horror», y pecheras con olor a humedad que dicen: «Ausencia. Vuelo 2553. ¿Dónde están las respuestas?», junto a recortes de diarios del accidente y fotos de sus seres queridos, quedaron esparcidos sobre una mesa durante la entrevista a los hijos de víctimas de esa tragedia.

A %d blogueros les gusta esto: