SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

El Museo Ameghino reabre con una nueva propuesta conceptual

El Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia invita a los santafesinos a ser protagonistas de la nueva etapa institucional del Museo Provincial de Ciencias Naturales “Dr. Florentino Ameghino”, después de cuatro años de trabajo en los que se realizaron importantes obras edilicias y hubo un replanteo profundo de su museografía.La cita es para este jueves a las 19 horas, en Primera Junta 2859 de la ciudad de Santa Fe, con entrada libre y gratuita.

TRANSFORMACIÓN CONCEPTUAL
Sin perder de vista la conservación de las colecciones, el Ameghino llevó a cabo la transformación conceptual de su museografía. El nuevo planteo consistió en la remodelación del espacio a fin de mejorar su uso para el recorrido del público.

Entre otras cosas, se ampliaron los canales de circulación entre las diferentes áreas y se diseñó un segundo acceso a las salas expositivas de la planta baja. La obra se realizó íntegramente a partir de un sistema de construcción en seco y trabajos de herrería y carpintería. Posteriormente se restauraron las vitrinas y se les instaló iluminación para jerarquizar la muestra.

Previo al proyecto actual, el museo contaba con apenas el 40 % de su superficie para uso público mientras que hoy se puede participar y circular con diferentes recorridos del 70%.

Andrés Pautasso, coordinador del Museo Ameghino, señaló que “la nueva propuesta cuenta con reservas patrimoniales visitables, una sala de lectura con su biblioteca especializada accesible y un espacio de uso público sin colecciones para recreación y realización de talleres, charlas y encuentros. Además se remodeló la sala de exhibición principal y se montó una nueva propuesta museológica”.

“CRÓNICAS DE DESCUBRIMIENTO Y EXTINCIONES”
Esta innovadora idea museográfica aborda la crisis de biodiversidad y sus consecuencias en el territorio abrazado por los ríos Salado y Paraná. La base argumental está en las crónicas de naturalistas de todas las épocas, desde textos de Misioneros Jesuitas hasta las investigaciones de hoy.

En el marco de la renovación institucional del Museo Ameghino, cuya misión es “inspirar y motivar al descubrimiento y a la conservación de la naturaleza de los ríos Salado y Paraná y sus regiones ecológicas asociadas en la provincia de Santa Fe, Argentina”, se desarrolla la muestra.

Esta propuesta trabaja sobre la “crisis de biodiversidad” (sexta extinción masiva de especies) a escala global como expresión del Antropoceno, dimensionando su impacto en el territorio influenciado por las cuencas de los ríos Salado y Paraná, y reconociendo su magnitud mediante el recorrido cronológico de más de 250 años de registros de naturalistas en la región.

El testimonio, las motivaciones y aventuras de misioneros (S.J.) naturalistas, naturalistas viajeros, coleccionistas naturalistas que formaron gabinetes de historia natural, biólogos especialistas, hasta los naturalistas y biólogos de la conservación son tratados a lo largo del relato, cargado de piezas y documentos que ilustran el recorrido.

Paralelamente a este recorrido, la muestra hace una comparación entre la naturaleza prístina y poco conocida durante los primeros años de la llegada del hombre europeo y la situación de hoy, cuando la alta especialización del conocimiento llega en un momento en el cual la diversidad biológica está severamente empobrecida y en franca crisis.

Chanchos europeos, cimarrones y jabalíes, en nuestros pagos; ciervos del viejo mundo ocupando espacios de los ciervos de los pantanos; corrimiento del Chaco Húmedo sobre el Chaco Seco por deforestación; bosques de Acacia Negra y decenas de miles de hectáreas de monocultivos sobre la tierra donde imperaba el Algarrobo y el Chañar; almejas made in Asia infestando el Paraná; una diversidad cultural que se empobrece de la mano de la pérdida de biodiversidad… Éstos son solo algunos de los miles de ejemplos que indican que entramos de lleno en el Antropoceno, un período geológico fundado por nuestra especie y caracterizado por una crisis causada por nuestro impacto en los ecosistemas.

Pese a que se analiza y enfatiza sobre la crisis de biodiversidad, la muestra intenta inspirar a los públicos a sumarse a la esperanzadora tarea de conservar la naturaleza, descubrirla y compartir sus experiencias, en busca de relaciones alternativas con el medio.

Para concretar esta nueva propuesta, el Museo Ameghino convocó al artista plástico santafesino Sebastián Kaminsky, quien trabajó en los muros y en ilustraciones de algunos de los nuevos dispositivos, y al cineasta Iván Oleksak, quien fue el encargado de las realizaciones audiovisuales que se van a poder disfrutar durante el recorrido que propone al sala principal.

A %d blogueros les gusta esto: