SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

Los bancos argentinos baten récord de ganancias, pero sus acciones en Wall Street valen cada vez menos

Debido al feriado, el mercado local se salvó de reflejar la caída que sufrieron ayer casi todas las acciones argentinas que cotizan en Nueva York.  Los papeles bancarios los que más sufrieron la caída, algo que ya pasó a ser casi una costumbre. Banco Macro perdió 4,3%, Supervielle 2,90%, y Grupo Galicia 3,49%, mientras que BBVA Francés cayó 3,3 por ciento.

A esta altura, el comportamiento de las acciones bancarias ya es un verdadero caso de estudio. Al revés de lo que indicaría la lógica, las ganancias récord del sector están muy lejos de reflejarse en los valores de las entidades que cotizan en Bolsa. Aunque suene extraño, a medida que aumenta la rentabilidad del sector más caen los precios de las acciones.

La rentabilidad alcanzada por los bancos argentinos el año pasado fue de $172.100 millones, lo que marcó un salto de 121% respecto al año pasado. Así le ganaron por goleada a la inflación (que fue del 47,6%) y fue uno de los pocos sectores que consiguieron incluso superar el aumento del dólar. Es decir que lograron un mayor nivel de utilidad incluso medido en moneda dura.

Fuerte acumulación de títulos del Banco Central. Primero fueron las Lebac y ahora las Leliq, por las que cobran altísimos intereses. Sin embargo, el patrimonio de las entidades se va llenando de activos del sector público, al tiempo que caen los préstamos a privados (tanto individuos como empresas). Si bien los bonos emitidos por el Central devengan millonarias ganancias, al mismo tiempo crece la exposición de los bancos al sector público, lo que aumenta fuertemente el riesgo crediticio.

– Aumento del riesgo país. Con tasas de interés que se ubican en 14% en dólares para bonos de corto y mediano plazo, cualquier activo argentino sufre fuertes descuentos en sus cotizaciones. No sólo pasa con las empresas que cotizan en Bolsa, sino con el resto de las compañías y los negocios que desarrollan en el país. La tasa de descuento que se aplica para calcular cuánto deberían valer en caso de una venta es mucho más alta que en cualquier otro país de Sudamérica (excluyendo obviamente a Venezuela).

A %d blogueros les gusta esto: