Un fallo promueve que la mitad de los colectivos sean conducidos por mujeres

La jueza María Andrea Deco falló a favor de un grupo de mujeres que había  demandado a la empresa Movi de Rosario por discriminación de género por no tener cupo para conducir en el Servicio de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP).

Uno de los pedidos del grupo demandante, que fueron legitimados por el Juzgado en Primera Instancia Laboral, era la reincorporación de las conductoras de colectivos y el cumplimiento de ordenanzas municipales que regulan esta actividad.

A fines de 2017 el Concejo Municipal de Rosario modificó una ordenanza de 2006 para que las empresas del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) tenga personal en igual número de mujeres y varones a cargo del volante de las unidades.

Además, las denunciantes promovieron en dicho juzgado una acción jurisdiccional de amparo individual y colectivo por discriminación de género, contra la empresa Movi.

El titular de la UTA Rosario, Alfredo Cornejo, por un lado dijo que no están “en contra para nada, pero luego opinó que “el organismo de la mujer no está preparado para un trabajo duro como el de chofer”.

“Para todas las mujeres interesadas en conducir colectivos ponemos a difusión este fallo que es el inicio para poder ocupar el 50 por ciento del cupo a las mujeres que debería funcionar por ordenanza desde 2006”, señalaron desde Federación de Choferes de Colectivos (Foetapra).

 

Fuente: El Panorámico 

A %d blogueros les gusta esto: