SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

Convocan a diseñadores para la Tienda del Molino

Es uno de los espacios nuevos que se habilitaron a fines de mayo en el edificio ubicado en Boulevard y Pedro Vittori. Se incorporarán 30 diseñadores de diversos rubros que podrán mostrar sus productos y a la vez intercambiar conocimientos con sus pares.

La ministra de Innovación y Cultura “Chiqui” González, la subsecretaria de Espacios Culturales Huaira Basaber y todo el equipo del Tríptico de la Imaginación mantuvieron días atrás un encuentro con un grupo de diseñadores y emprendedores culturales santafesinos. La idea fue brindar detalles del espíritu y la lógica que tendrá “La Tienda del Molino” y responder inquietudes sobre la convocatoria que se encuentra abierta para ser parte de la misma, entre el 15 de julio y el 29 de noviembre. Los interesados pueden consultar las bases e inscribirse a la convocatoria, hasta el 24 de junio a través de www.santafe.gov.ar.

La Tienda del Molino es un espacio cultural para hacer visible el diseño santafesino. La modalidad de compartir este espacio para la primera edición es ofrecer una vidriera sin canon para 30 personas que tengan una línea de diseño. Las personas seleccionadas, mediante un comité del Ministerio de Innovación y Cultura que oficiará de jurado, serán parte de un sistema denominado “La escuela de todas las cosas” y “La escuela de convivencia”, donde el fin es construir redes para compartir saberes y haceres.

La tienda es un espacio de intercambio permanente donde cada persona que diseña, en un sistema de rotación mínimo recibirá a quienes deseen comprar contándole de su propia producción y la de otras personas que están mostrando su material. Este espacio es la apertura de otras formas de economía vinculada a la cultura donde se favorece la comercialización, pero donde el objetivo fundamental se basa en la construcción de redes e intercambios sociales y culturales mediante encuentros y charlas.

La iniciativa pretende la mezcla de campos de saberes y haceres, donde se concentra el potencial del afecto y la distribución del mismo en el territorio comprendiendo que la naturaleza de la cultura está ligada a un estado de ética y estética social que compromete a todas las personas y en lo que cada una puede compartir o dar para engrandecer el máximo bien que somos y es lo colectivo.

A %d blogueros les gusta esto: