Con quitas cercanas al 60 por ciento, el Gobierno presentará hoy la oferta de canje de deuda

Pese a transitar por el medio de la crisis por el coronavirus, el Gobierno respetó los plazos que se había autoimpuesto. Los tenedores de bonos deberán estar preparados: la quita que se prevé es más grande de lo que supone el mercado.

Estarán invitados los gobernadores y el escenario será el familiar quincho de la Quinta de Olivos. Hoy a las 16, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentarán la oferta de canje de deuda a los bonistas.

Empezará así, formalmente, el proceso del canje de deuda para que aquellos ahorristas entreguen sus viejos papeles. Y se lleven otros con una considerable reducción del valor.

Nadie está dispuesto a dar precisiones sobre uno de los proyectos fundacionales del gobierno de Fernández. De hecho, antes de que la gestión cambiara de rumbo hacia el manejo de la pandemia, todas las miradas enfocaban a la tarea de Guzmán.

Por estas horas, el ministro de Economía mantiene una intensa actividad. Mediante teleconferencias, se comunicó con representantes del G20 y con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Hoy será el turno de adelantar la oferta, primero a los gobernadores, para después hacerla pública.

Ayer por la mañana, además, el Gobierno registró ante la Securities and Exchange Commission (SEC, la Comisión de Valores de Estados Unidos) otros stocks de bonos y aumentó el total de nuevos papeles que serían emitidos. De esta manera, dese el registro anterior que era de 30.500 millones de dólares se pasó a un nuevo máximo potencial de emisión de 50.500 millones de dólares, que pueden utilizarse total o parcialmente o, incluso, ampliarse. El Gobierno anunció que el monto a reestructurar de bonos bajo ley extranjera llegará como máximo a 68,8 millones de dólares.

Los términos de la oferta y de la quita no han sido comunicados. El valor presente neto (VPN) de la oferta rondaría el 37,5%. Es decir, si se tomara todo el dinero y los rendimientos de invertir en esos bonos y se trasladaran al día de hoy para decidir si conviene o no suscribir, la quita sería de algo más del 60%.

En principio se emitirían tres bonos en dólares con vencimiento en 2045, que tendrán cupones con bajo interés para los primeros años y aumentará a largo plazo.

A %d blogueros les gusta esto: