EL PANORÁMICO

La intervención de Vicentín cayó mal en la oposición y en la dirigencia agropecuaria

Banner publicitario

La intervención en Vicentin, con la idea de expropiar la compañía, cayó mal en el sector agropecuario. El campo argentino, que es generador neto de divisas, y modelo de innovación en tecnología de siembra, cree que la mano del Estado nacional en el sector no es positiva.

 

«La Sociedad Rural Argentina ve con suma preocupación la intervención al Grupo Vicentin vía DNU, así como eventual expropiación a través del proyecto de ley que se enviará al Congreso», explicó esa entidad en un comunicado.

 

34-BANNER HORIZONTAL CAFA OK

«La historia nos demuestra que las intervenciones del Estado en el comercio de granos en particular y los mercados agropecuarios en general han creado siempre severas distorsiones, que terminaron provocando problemas más graves que los que se pretendía solucionar», agregaron.

 

Image20210408132748 (1)

«El Estado se mete en una aventura empresarial que ya sabemos que termina con todos los argentinos pagando la fiesta», expresó Luis Miguel Etchevehere , ex ministro de Agricultura. «Consideramos que el Estado cuenta con otro tipo de instrumentos y mecanismos menos distorsivos para colaborar en la resolución de los problemas causados por el concurso preventivo de ese importante operador de granos», remarcaron en la Rural, que Etchevehere presidió mucho tiempo.

 

«CIARA comprende la preocupación del Estado por la preservación de fuentes de trabajo. En este sentido, entendemos, sin embargo, que dentro del Concurso Preventivo iniciado por los accionistas de la empresa, se presentaron compradores interesados que garantizaban la continuidad de la operación de la empresa. Por este motivo nos sorprendió la intervención que se dio a conocer», manifestó la cámara.

 

Carlos Achettoni, de Federación Agraria , manifestó que las «experiencias que tenemos en empresas públicas-privadas estatizadas no han sido de las mejores. Y por eso tenemos resquemores que vayan a ser viables». «Debemos conocer el pliego del proyecto, en qué consiste y en que manera se va desenvolver en el futuro», remarcó.

 

Oposición

El dirigente liberal José Luis Espert, que fue candidato presidencial en las elecciones de 2019, calificó a la decisión de Fernández como «desastrosa». «Vicentin no quebró, está en concurso. Eso no justifica una intervención y una expropiación. Es la gente poniendo plata para que el Gobierno entre en el mercado de granos», dijo.

 

«En su discurso, Alberto Fernández habló de ‘soberanía alimentaria’, que es una palabra que le gusta mucho al kirchnerismo cuando quiere meterse en un servicio que no es público. ¿No hablaron de soberanía aérea cuando expropiaron Aerolíneas o de soberanía energética cuando fueron por YPF en ese juicio que todavía estamos pagando?», apuntó Espert.

 

Por su parte, referentes de la oposición política de Juntos por el Cambio manifestaron mediante un comunicado su rechazo a la medida, que fue tildada de «peligrosa, ilegal e inconstitucional». Además, que «va a terminar costando miles de millones de dólares a los argentinos».

 

Uno de sus referentes, Mario Negri, agregó en declaraciones a LN+. «Además de pasar por encima al Congreso con un DNU, se pasa por encima al juez del concurso. El Gobierno no va al rescate, se quiere hacer dueño. Es el mismo partido que pagó por 5 veces YPF», dijo.

 

«CIARA comprende la preocupación del Estado por la preservación de fuentes de trabajo. En este sentido, entendemos, sin embargo, que dentro del Concurso Preventivo iniciado por los accionistas de la empresa, se presentaron compradores interesados que garantizaban la continuidad de la operación de la empresa. Por este motivo nos sorprendió la intervención que se dio a conocer», manifestó la cámara.

 

En otros sectores fueron más cautos. «No podemos permitir que se caiga una empresa importante del sector. Quiero ver los alcances de la intervención. La compañía está en una situación delicada, y su caída arrastra a un sector más amplio», según Jose Urtubey, directivo de Celulosa y la UIA. «Me estoy poniendo al tanto sobre lo que sucederá», contestó Miguel Acevedo , titular de la UIA.

Prudencia en la industria

En otros sectores fueron más cautos. «No podemos permitir que se caiga una empresa importante del sector. Quiero ver los alcances de la intervención. La compañía está en una situación delicada, y su caída arrastra a un sector más amplio», según Jose Urtubey, directivo de Celulosa y la UIA. «Me estoy poniendo al tanto sobre lo que sucederá», contestó Miguel Acevedo , titular de la UIA.

«La empresa está endeudada con las provincias. Hay que analizar todos los aspectos que tengan que ver con mantener los puestos de trabajo, la productividad, el bien de la actividad en su conjunto», dijo Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorio Richmond

A %d blogueros les gusta esto: