SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

La suba de tasas impulsó el crecimiento de los depósitos en pesos

En medio de la emergencia sanitaria y ante la suba de tasas dispuesta por el Banco Central, el saldo de depósitos en pesos del sector privado creció un 5,7% en términos reales. Las colocaciones en plazos fijos crecieron 2,2%, por debajo del incremento en las cuentas a la vista, que fue de 9,1%.

Así se desprende de un informe dado a conocer ayer por la autoridad monetaria, que sostuvo que, al recibir el impulso de un conjunto de iniciativas por parte del Gobierno para motorizar el crédito a tasas bajas en el marco de la emergencia, el saldo de financiamiento en pesos al sector privado aumentó 3,4% real en abril «con un mayor dinamismo relativo de las líneas comerciales».

El BCRA subrayó que la línea de crédito especial para MiPyMEs con tasa del 24% «acumulaba desembolsos por casi $141.000 millones al cierre de abril, monto que se expandió hasta unos $253.000 millones a mediados de junio».

Sin embargo, indicó que el financiamiento total al sector privado en términos del activo del sistema financiero cayó 0,5 puntos porcentuales en el mes, hasta 35,7%.

Depósitos

El 20 de abril el BCRA dispuso que las entidades paguen una tasa de interés mínima por los depósitos a plazo que actualmente de 30% nominal anual y del 34,5% efectiva anual.

En ese escenario, destacó en abril el saldo de depósitos en pesos del sector privado creció 5,7% en términos reales. Las cuentas a la vista tuvieron un incremento de 9,1%, mientras que los depósitos a plazo subieron 2,2% en el período analizado.

El informe explicó que «la evolución de los depósitos estuvo influida por el contexto marcado por la emergencia sanitaria» y afirmó que «el mayor incremento relativo de las cuentas a la vista responde al efecto de la preferencia por liquidez de empresas y familias, así como el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el subsidio extraordinario para los beneficiarios de Anses».

Respecto de la suba del stock de plazos fijos aseguró que «reflejó la gradual normalización de la atención en sucursales bancarias, que permitió regularizar la práctica de efectuar depósitos de manera presencial».

El Central remarcó que los depósitos del sector privado en pesos representaban al cierre de abril el 45,8% del fondeo total del sistema.

Mientras tanto, los depósitos del sector privado en moneda extranjera disminuyeron 1,9%, que sufrieron una salida importante por goteo una vez que se reabrieron las sucursales bancarias por temores no corroborados a un corralito.

Finalmente, los depósitos totales del sector público se redujeron 2,8% real con respecto a marzo.

A %d blogueros les gusta esto: