EL PANORÁMICO

Cantero le aceptó al renuncia a la Delegada Regional de Rafaela que estuvo en fiesta clandestina

Banner publicitario

La ministra de Educación, aceptó la renuncia de la directora de la Regional III del Ministerio de Educación de la provincia, Romina Indelman.

Luego de que Romina Indelman pusiera a disposición su renuncia al cargo de Directora de la Regional III de educación, la Ministra Adriana Cantero la aceptó. Fue después de que la funcionaria haya aparecido en los vídeos difundidos en las redes sociales en el marco de la polémica celebración del día de los amigos en un restobar céntrico, que fue clausurado por la municipalidad de Rafaela, tras constatarse el incumplimiento de los protocolos antiCOVID.

“Éramos un grupo de siete en realidad, pero cuando nos indican que las mesas podían ser de hasta seis, hablamos en el grupo y una docente desiste de ir. El día lunes llegué primera al local, abajo había solamente una mesa ocupada y con todas las luces prendidas. A nosotras nos tocaba una de las mesas de arriba. Fueron llegando mis compañeras, estuvimos cenando en el piso superior”, detalló Romina Indelman en una entrevista que brindó esta mañana a Radio Rafaela.

“Antes de retirarnos, consultamos si abajo había alguna mesa. Lo que puedo contar es que se escuchaban distintos tipos de música, de un tipo abajo y de otro tipo arriba, pero nosotras no sabíamos lo que estaba sucediendo en el piso inferior. Cuando nos dicen que hay una mesa libre abajo, bajamos y dejamos las carteras y nuestros abrigos mientras pedimos la cuenta. Ahí fue donde aparece el video en el que estamos paradas alrededor de la mesa bailando con el mismo grupo de chicas con las que estuve sentada compartiendo toda la noche”, explicó.

34-BANNER HORIZONTAL CAFA OK

Pese a este relato, la funcionaria sostuvo que cometió «un error de estar ahí, de no haber tenido los cuidados que tuve durante todo este período y que los sigo manteniendo. Reconozco haberme equivocado, reconozco el error. No debería haber estado ahí bailando, me tendría que haber quedado sentada en la mesa”.

“Asumo el error, sé que soy una funcionaria en un nuevo rol de educación y no debería haber sucedido. Yo enseguida me di cuenta de cómo afecta esto políticamente y a todo el Estado. Me puso en contacto con mis superiores, puse a disposición la renuncia», la cual ya fue aceptada.

A %d blogueros les gusta esto: