EL PANORÁMICO

Coronavirus: La esperanza puesta en el plasma de recuperados

Banner publicitario

La Cámara de Senadores de Santa Fe otorgó media sanción al proyecto de Ley que promueve el uso de plasma de personas recuperadas de Covid-19.

La Cámara de Senadores de la provincia de Santa Fe otorgó media sanción este jueves al proyecto de Ley que promueve el uso de plasma de personas recuperadas de Covid-19.

El mecanismo de funcionamiento de plasma de convalecientes se conoce como inmunidad pasiva. Es decir que se utilizan los anticuerpos generados por una persona que ya logró superar la enfermedad para dárselo a una que la está padeciendo en ese momento.

“Esos anticuerpos que son tan específicos reconocen al virus, se le pegan a él y le indican a otra parte del sistema inmunológico que está ahí para que lo puedan destruir”, señalan profesionales de la salud consultados por Despacho Digital.

34-BANNER HORIZONTAL CAFA OK

La propuesta, que fue girada a la Cámara de Diputados, prevé que el tratamiento en cuestión pueda ser aplicado a todas aquellas personas que hayan sido diagnosticadas o tratadas con Covid-19 en efectores de salud públicos o privados ubicados en la provincia.

Antes de la aprobación de la iniciativa, el senador por el departamento 9 de Julio, Joaquín Gramajo expresó que “la salud no es el privilegio de algunos sino que es el patrimonio de todos. Cuando el Preámbulo de la Constitución Nacional habla de promover el bienestar general, yo creo que el derecho a la salud es una de la principales maneras de hacerlo”.

Teniendo en cuenta la situación que atraviesa el Área Metropolitana de Buenos Aires, con una curva de contagios en subida, estos ensayos traen alivio, ya que permiten liberar camas de las unidades de terapia intensiva. “Por ahora lo que hemos visto es que los pacientes que lo han recibido no han ingresado a terapia intensiva”, cerró una fuente sanitaria a este medio.

El método

Para la extracción en los ensayos que se realizan en el país se emplea el método de aféresis. Se extrae directamente el plasma con una máquina que mientras va sacando sangre al donante la centrifuga, manda el plasma al reservorio, y el resto (glóbulos, plaquetas) se lo re infunde al donante. Por persona se sacan aproximadamente entre 600 y 800 centímetros cúbicos de plasma.

Para calificar como donante, la persona debe haber tenido coronavirus, pasado 28 días desde su último síntoma y debe calificar como cualquier donante de sangre común para evitar riesgos, tanto en los donantes como en los receptores.

A %d blogueros les gusta esto: