SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

Recomendaciones para realizar compras electrónicas

La Municipalidad de Santa Fe ofrece una serie de recomendaciones para realizar compras electrónicas en un contexto en el que experimentaron un crecimiento exponencial ante la pandemia por COVID-19 y con motivo de una nueva edición del Hot Sale, el evento virtual de compra con descuentos que se realizará hasta el 29 de julio, organizado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.
Desde la Dirección de Derechos y Vinculación Ciudadana se brindan herramientas para tener en cuenta antes, durante y después de la compra. Además, se recuerda que ante cualquier consulta relativa a la compra de un producto que haya sido adquirido en comercios radicados en la ciudad de Santa Fe, la persona interesada puede dirigirse a la Oficina Municipal de Información y Protección del Usuario y Consumidor, ubicada en Salta 2840, en el horario de 7.30 a 13.
Allí, se brinda asesoramiento sobre derechos y se radican denuncias en caso que corresponda. También se encuentran habilitadas las líneas telefónicas 0342-4574119 / 0800 444 0442, de 7.30 a 13 horas, y se reciben consultas por WhatsApp al teléfono 342 5315450, o bien al correo electrónico derechosyvinculacionciudadana@santafeciudad.gov.ar.
Decidiendo la compra
Como primer paso, al momento de empezar a decidir la adquisición, se sugiere verificar la dirección del sitio en donde se quiere comprar. El mismo debe comenzar con https://, lo que aporta cierta seguridad en relación a la autenticidad de la página web. También, se debe controlar que el vendedor sea una persona (física o jurídica) que realmente exista. Para ello, se sugiere buscar referencias del mismo, comentarios de otros clientes, la existencia de un domicilio, visitar los sitios web oficiales para corroborar que las cuentas de las redes se encuentren efectivamente asociadas a esa empresa. De esta manera, se garantiza mayor seguridad y se evita contactar con falsos vendedores.
Otros puntos a tener en cuenta al momento de decidir la compra es consultar previamente cuáles son los canales para reclamar en caso de tener algún inconveniente, como también poner atención en los precios, la calidad de los productos y los términos de las ofertas. Para ello, se aconseja leer la experiencia de otros compradores y realizar comparaciones con otros proveedores para constatar si lo que se publica como una oferta es realmente un precio diferencial al que tiene el producto en el resto del mercado.
Además, al momento de comprar es clave leer la letra chica: si bien la información que brinda el proveedor debe ser clara, se recomienda leer toda información relacionada con la compra para evitar inconvenientes. Igualmente, es recomendable observar en detalle la descripción del producto, ya que muchas veces este apartado revela información que pasamos por alto, acerca de los materiales o condiciones del mismo y que no puede advertirse con la fotografía de exposición.
Envíos y medios de pago
Una vez elegido el producto, es importante consultar las condiciones del envío, de qué forma se entrega, en qué plazos, costos del mismo, lugar de entrega y seguimiento, etc. El plazo de entrega forma parte de la oferta y debe ser respetado.
También es relevante informarse sobre el medio de pago. En caso de acceder a una financiación o pago en cuotas, es recomendable consultar el costo financiero total, es decir, el importe final a asumir de acceder a la financiación (incidencia de los intereses y otras cargas, en relación al precio del producto en pago efectivo). Se recuerda que no puede haber diferencias de precio entre efectivo, débito y crédito en un pago.
Después de comprar
Una vez finalizada la compra, es importante exigir y revisar la correspondiente factura electrónica o comprobante de pago, que se distingue de la operación de envío. Contar con factura que compruebe la compra realizada permite hacer valer la garantía del producto.
También, se recuerda que en las compras por internet, existe la posibilidad para el comprador de revocar la operación en un plazo de 10 días, sin necesidad de invocar un problema en el producto. Este derecho debe ser informado por la empresa antes de realizar la compra y asumir los gastos de la devolución, según lo establece el art. 34. de la Ley N° 24.240.
Se remarca además que todos los productos tienen una garantía legal, según el artículo 11 de la Ley 24.240: si es nuevo, la garantía es de seis meses, y si es usado, de tres meses. El proveedor puede ofrecer un plazo mayor, lo que se conoce como garantía extendida, la que generalmente tiene un costo y debe ser opcional para el consumidor. Es importante saber que el plazo de garantía comienza a correr desde el momento de la entrega, por lo tanto si hay una demora en la misma, no incidirá negativamente sobre la garantía.
Finalmente, ante problemas con el producto, tanto la plataforma electrónica empleada como el vendedor, deben ofrecerte un canal de reclamo y alternativas para llegar a la resolución del conflicto.
A %d blogueros les gusta esto: