SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

Argentina formalizó el inicio de las conversaciones para un nuevo programa con el FMI

Así lo informó el ministro de Economía, Martín Guzmán, a través de su cuenta en la red social Twitter, en la que incluyó la nota que la cartera envió al Fondo Monetario Internacional.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, solicitaron a la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, el inicio formal de las consultas para «acordar un nuevo programa» con el organismo multilateral «que suceda al cancelado y desacarrilado acuerdo Stand By» firmado en 2018.

El pedido fue formalizado a través de una nota oficial enviada a Georgieva, luego de que el presidente Alberto Fernández mantuviera esta mañana una comunicación telefónica con la directora gerente del organismo, de la que también participaron Guzmán y el representante del Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos.

Durante la conversación con Georgieva, el Presidente remarcó la necesidad de que el futuro Programa entre Argentina y el FMI respete los objetivos de la recuperación económica y resolver los problemas sociales más acuciantes, se informó oficialmente.

«Tuve una extensa charla con Georgieva sobre la necesidad de que, sin prisa y sin pausa, trabajemos junto al FMI para ordenar el desorden que heredamos del gobierno anterior», contó Fernández durante un acto en la residencia de Olivos.

«Para lograr certezas, hay que poner en orden las cuentas y la conversación de hoy con Georgieva me alienta a pensar que vamos a poder hacerlo con una lógica común: no postergar a la Argentina», agregó.

Tras el encuentro en Olivos, Guzmán y Chodos se trasladaron al Palacio de Hacienda para firmar, junto al titular del Banco Central, Miguel Pesce, la carta dirigida a la directora gerente del FMI que dio inicio formal al diálogo.

«Durante los meses en los que trabajamos en la reestructuración de la deuda con nuestros acreedores externos privados, logramos construir un vínculo de entendimiento y cooperación mutua con el FMI, con su directora gerente y el staff que la acompaña», aseguró Guzmán.

En esa línea, sostuvo que la crisis económica que hoy afecta a la Argentina se profundizó por un «acuerdo rápido» con el organismo en 2018, que fue «realizado de espaldas a la sociedad» y que, finalmente, resultó «insostenible».

Por este motivo, aseguró que «el camino para llegar a un programa que ayude a Argentina lo recorreremos de frente a la sociedad».

«Un nuevo acuerdo que incluya una reprogramación de los vencimientos de deuda con el FMI es un paso necesario para resolver la crisis económica a la que se condujo al país en los últimos años y así poder poner y mantener a la Argentina de pie», sostuvo Guzmán en una serie de mensajes en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Pesce sostuvo que “es necesario que el próximo programa tenga presente la estabilidad como el crecimiento de la economía, del crédito y del mercado de capitales local”.

El Presidente habló con Georgieva y dijo que se trabaja con el FMI para «poner en orden las cuentas»

Alberto Fernández aseguró que «se comenzará a trabajar hoy» en «poner en orden» las cuentas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras informar que esta mañana mantuvo una «extensa charla» con la titular del organismo, Kristalina Georgieva.

«Esta mañana tuve una extensa charla con Georgieva sobre la necesidad de que, sin prisa y sin pausa, trabajemos junto al FMI para ordenar el desorden que heredamos del gobierno anterior», contó Fernández desde la residencia de Olivos al participar en el lanzamiento de una nueva línea de fabricación de lavarropas del Grupo Newsan en Avellaneda.

En ese sentido, el mandatario agregó que el país, «en gran medida, ya puso en orden las cuentas con los acreedores y comenzará a trabajar hoy para hacerlo con los organismos internacionales de crédito, en especial, el FMI».

«Para lograr certezas, hay que poner en orden las cuentas y la conversación de hoy con Georgieva me alienta a pensar que vamos a poder hacerlo con una lógica común: no postergar a la Argentina», sostuvo.

El Presidente manifestó estar «contento» por ver que Argentina «de a poco despeja dudas, que no tienen que ver con los objetivos, que los tenemos claro, sino respecto del mundo y la pandemia, que no nos deja avanzar a la velocidad que quisiéramos».

«La pandemia no ha terminado pero, poco a poco, vamos sabiendo cómo controlarla para que nos duela menos y nos deje trabajar más para recuperar la vida habitual lo más pronto posible», añadió.

Fernández evaluó también que el hecho de que el país «salió del pozo de los deudores intratables para el mundo» a través del acuerdo con los bonistas «hará que muchos empresarios que lo necesiten accedan más fácilmente al crédito para seguir invirtiendo».

«Es un gran paso saber qué iba a pasar con la Argentina deudora que heredamos en diciembre», resaltó el mandatario, tras exhortar a los empresarios a «invertir, producir, crear trabajo y exportar», ya que «ese es el modo en que la Argentina se va a poner de pie».

Acompañaron al Presidente a través de una videoconferencia el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y el fundador del grupo Newsan, Rubén Cherñajovsky.

Según se informó, la fabricación de lavarropas en la planta contará con una inversión inicial de 10 millones de dólares, permitirá producir 100 mil unidades anuales, y generará 50 nuevas fuentes de trabajo que se sumarán a las 200 que ya son parte de la nómina de la empresa.

«Necesitamos darle pujanza a esta Argentina y los empresarios tienen que ver con eso», afirmó el mandatario, al destacar que el lanzamiento representa «inversiones que llegan, empresas que se mueven y empleos que se generan».

Asimismo, señaló que «nadie vive en paz con la pobreza que existe en el país y dependen del auxilio del Estado para seguir viviendo».

«El gran movilizador del trabajo es la industria y los empresarios locales deben saber que tienen en el Gobierno un socio para que sus empresas crezcan, den trabajo, exporten y traigan divisas», indicó Fernández.

Por último, el Presidente pidió al empresariado «seguir confiando en el país para que podamos seguir avanzando; queremos darles las mejores condiciones para que inviertan».

«Confiemos en que, después de tanto dolor, esta haya sido la última vez que nos caímos y que nos levantamos para comenzar, de aquí y para siempre, un derrotero que implique solo dar pasos hacia adelante», concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: