SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

Definirán si Rosario vuelve de fase por la suba en contagios

«El objetivo será proteger todo lo que se pueda la actividad económica y laboral», aseguró el intendente Pablo Javkin. Crece la preocupación.

En una semana se duplicaron los contagios por coronavirus tanto a nivel provincial como en Rosario. Si entre el viernes 14 y el jueves 20 de agosto los infectados detectados en Santa Fe fueron 1.285 y en Rosario 534, esta semana en igual periodo de tiempo saltaron a 2.181 en la provincia y 1.113 en la ciudad. Las muertes, en tanto, también crecieron más del doble y pasaron de 11 la semana pasada a 25 ésta en todo suelo santafesino.

Ese crecimiento de contagios fue analizado detenidamente este jueves por el gobernador Omar Perotti y el presidente Alberto Fernández, en el marco del encuentro virtual del que participaron además todos los mandatarios provinciales. Ese análisis continuará este viernes con el objetivo de tomar alguna definición en relación a la continuidad de algunas actividades.

Lo que preocupa a las autoridades nacionales y santafesinas es que en una semana se aceleró la tasa de contagios particularmente en Rosario, el Gran Rosario, Santa Fe, Santo Tomé y Venado Tuerto, acercándose a la tasa que se registra en la provincia y la ciudad de Buenos Aires.

Mientras tanto, el intendente Pablo Javkin aseguró que en Rosario “el objetivo será proteger todo lo que se pueda la actividad económica y laboral por sobre algunas recreativas”, si es que se define volver atrás en algunas cuestiones puntuales para intentar descomprimir el número de infectados.

Por lo pronto, ya se trabaja en un plan para descomprimir la capacidad hospitalaria que contempla, entre otros aspectos, la suspensión de cirugías programadas con el objetivo de ir liberando camas que están empezando a demandar los pacientes que se contagian de coronavirus.

Derivaciones
Dentro de ese plan también se prevé derivar al hipódromo los enfermos leves, que hasta ahora son internados en los hospitales. “Lo que esperábamos para abril nos está empezando a suceder ahora, por eso debemos prepararnos para que el sistema de salud pueda dar respuesta a la demanda”, confió una calificada fuente de la cartera sanitaria local.

Por su parte, y en medio de la escalada de contagios, el gobernador analiza desde hace días con los intendentes algunas estrategias de mitigación de la pandemia.

La reunión virtual de la que participó este jueves Perotti fue parte de la estrategia que emplea el presidente en la previa de la extensión de las distintas etapas de la cuarentena que se decretó el pasado 20 de marzo. La idea es conocer de primera mano la realidad provincial y luego escuchar al grupo de epidemiólogos e infectólogos que lo asesoran en el marco de la pandemia, para tomar luego una definición consensuada.

Perotti llegó al encuentro virtual con una jornada récord de contagios en suelo santafesino, que el miércoles pasado había registrado 382 nuevos infectados, lo que la había posicionado ese día como la tercera provincia con más casos, detrás de la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Este jueves, en tanto, los contagios en suelo santafesino fueron 467.

En el encuentro quedó claro que la circulación comunitaria se está potenciando en al menos 18 provincias. Y en Santa Fe, Rosario aparece como una de las ciudades donde comenzó a crecer exponencialmente.

Sin margen
Algo es seguro, las autoridades políticas locales y provinciales saben que no hay mucho margen para retroceder de fase y cerrar algunas actividades. “La tolerancia social es muy baja, no hay margen para cerrar nada”, confió un alto funcionario.

Retroceder de fase y volver a la 3, por ejemplo, implicaría básicamente cerrar los bares y locales gastronómicos y en el municipio no ven con buenos ojos esa posibilidad. “Los contagios no se dan en los bares sino en las reuniones sociales”, remarcaron desde la Secretaría de Salud municipal.

Más que bares, si hay que retroceder en alguna actividad en el municipio miran de reojo a los deportes colectivos. “Lo que estamos viendo es que muchos van a entrenar y luego se juntan en algún domicilio y allí es donde se producen los contagios”, confió una fuente del área de Epidemiología.

Lo concreto es que el intendente tiene la firme decisión de no cerrar ninguna actividad comercial. “Vamos a proteger todo lo que se pueda las actividades económicas y laborales por sobre algunas recreativas”, le aseguró anoche a La Capital.

Mientras tanto, los contagios no paran de crecer. Este jueves Rosario volvió a romper un récord con 234 nuevos infectados.

A %d blogueros les gusta esto: