SANTA FE- DIARIO EL PANORÁMICO

Arribaron los fondos nacionales y podrían destrabar el conflicto del transporte de pasajeros

Desde el Gobierno provincial confirmaron el arribo de unos 226 millones de pesos para toda Santa Fe y que serían transferidos a las empresas en las próximas horas.

El Gobierno de Santa Fe confirmó el arribo de los fondos que adeudaba Nación para cancelar parte de la deuda salarial de los choferes del transporte público de pasajeros correspondiente al mes de agosto.

Tras conocerse la noticia, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Rosario decidió convocar a una asamblea para definir la continuidad o no del corte del crédito laboral, ya que si bien el dinero ingresó en las arcas de la provincia, todavía no hubo impacto en las cuenta sueldo de los trabajadores.

El desembolso representaría unos 226 millones de pesos para toda Santa Fe, de los cuales 105 millones corresponderían a Rosario y que serían transferidos a las empresas en las próximas horas.

Por su parte, Osvaldo Agrafogo, secretario general de UTA Santa Fe, señaló que las empresas “ya no pueden sostener más el servicio por las deudas, mientras los trabajadores solo recibieron, al día de hoy, menos del 50 por ciento de los haberes de agosto”.

“El problema es real, la baja de pasajeros existe y las empresas están percibiendo la misma cantidad de subsidio que recibían antes. El parque automotor de los colectivos se está viniendo abajo, los colectivos andan porque los choferes están poniendo todo de sí cada día para mantener la fuente de trabajo”, explicó en Agrafogo en diálogo con Marcelo Garrido.

El dirigente manifestó no poder imaginar el día después de la pandemia, ya que “realmente no podemos con la situación en este momento. Estamos hablando de una parte del sistema de transporte que está totalmente parada y no podemos sostenerla más. Hoy los trabajadores no saben a quién echarle la culpa si a la empresa, al gobierno o al mismo referente gremial que tiene”, expresó.

“Donde estamos es arriba de un barril de pólvora y es inentendible para los trabajadores que no tienen trabajo. No tener respuestas es lo peor como dirigente gremial”, se sinceró Agrafogo.

A %d blogueros les gusta esto: