Sukerman: “Por cada puesto de trabajo formal que se pierde, se pierden ocho informales”

Ese fue el crudo diagnóstico del Ministro de Trabajo de la provincia. “Las personas que quieren trabajar tenemos que poder insertarlas en el mercado laboral”, dijo.

Roberto Sukerman trató diversos temas que atañen a la cartera que lidera: la del trabajo de la provincia de Santa Fe. Se refirió a las restricciones y habilitaciones constantes que debieron realizar a partir de la situación de pandemia, a los controles que implementan periódicamente como así también a la difícil coyuntura que también fue evidenciada por datos a nivel nacional.

“La verdad que nosotros, con dolor, hemos anunciado restricciones. Afortunadamente nos hemos acomodado un poco y hemos tratado de avanzar paulatinamente. A partir de hoy pueden funcionar shoppings desde las 10 a las 19:30 según la modalidad de cada municipio, lo mismo para la extensión horaria para el comercio mayorista y minorista. Ojalá que podamos seguir avanzando como lo hacemos esta semana con actividades artísticas y culturales. Tenemos actividades que queremos que puedan retornar cuanto antes, estamos revisando protocolos. También estamos ansiosos por noticias vinculadas a la salud, como la vacuna o las últimas pruebas de medicamentos que podrían fabricarse en laboratorios de Argentina. Somos optimistas en el funcionamiento del turismo local y provincial: este verano, si todo está programado, es podría funcionar muy bien”, comenzó realizando un paneo general el Ministro.

Sobre los controles que desarrollan, Sukerman señaló: “tenemos más de 45 mil protocolos. Llevamos adelante una fiscalización inédita junto con los 365 municipios y comunas. Ahora que abren los shoppings haremos lo mismo. Bares tuvieron que actualizar esos protocolos. Queremos seguir avanzando, para eso tenemos que seguir cumpliendo. A veces uno ve relajamientos: no nos relajemos, sigamos trabajando de esta manera. Queremos que la construcción vuelva a trabajar normalmente, venía con un empuje enorme. Queremos que los shoppings tengan su gastronomía y otras actividades que no pudieron arrancar”.

Además, dijo que la actividad en funcionamiento “no es tan fácil de medir. Cuando tuvimos que retroceder, estábamos en un 85% de actividad económica. Eran muy pocos los rubros que no estaban funcionando. Hoy, quizá nos cueste más medirlo producto de situaciones de trabajo de manera limitada como la construcción, gran dinamizador de la economía”.

Finalmente, se refirió a la difícil coyuntura actual. “Si uno ve los índices de desempleo, de pobreza, queremos tener la máxima actividad posible y recuperar los puestos de trabajo perdidos. Por cada puesto de trabajo registrado que se pierde, se pierden ocho informales. Es decir, hay que cuidar mucho el empleo formal porque el informal es muy débil y muchas veces se da en los sectores más vulnerables. Las personas que quieren trabajar tenemos que poder insertarlas en el mercado laboral”.

A %d blogueros les gusta esto: