EL PANORÁMICO

Se consolida el trabajo articulado de la Mesa Provincial Frutihortícola para la implementación de las buenas prácticas agrícolas

Banner publicitario

Este viernes se llevó adelante un nuevo encuentro de la Mesa Provincial Frutihortícola, espacio compuesto por el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, el Mercado de Abastecedores de Santa Fe, la Sociedad de Quinteros de Santa Fe, la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Universidad Nacional de Rosario (UNR), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Fe (CIASFE) y la Bolsa de Comercio de Santa Fe (BCSF).

Durante el encuentro, se avanzó en el compromiso de la Mesa para el cumplimiento en la producción hortícola de las Buenas Prácticas Agrícolas en todo el territorio nacional. En una medida que dictaminó SENASA a través de la Resolución Conjunta 5/2018.

También se acordó trabajar en forma conjunta para generar concientización en el cumplimiento de las mismas, realizando salidas a campo con la visita a los productores en las quintas por parte del Ministerio, ASSAL y SENASA. Las recorridas tendrán como objetivo acercarles de manera clara y precisa los pasos que se deben seguir para su correcta implementación y asistirlos para resolver sus inquietudes. Se realizarán en las zonas hortícolas del centro, sur y norte provincial durante el mes de marzo.

La subsecretaria de Coordinación Agroalimentaria, María Eugenia Carrizo, valoró que “todos los actores de la mesa están muy comprometidos y dispuestos a trabajar en el cumplimiento de esta normativa nacional y a ayudar a los productores en su implementación, lo que queda demostrado en la continuidad de las reuniones y, específicamente, en las recorridas que se planean realizar durante el mes de marzo”.

34-BANNER HORIZONTAL CAFA OK

Las Buenas Prácticas implican un conjunto de acciones que tienen el objetivo fundamental de obtener alimentos sanos e inocuos y, de esta manera, cuidar el ambiente, la salud de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto.

Entre los puntos a cumplir, se destacan: contar con documentación obligatoria, cuidados en la aplicación y gestión de los productos fitosanitarios, uso del agua, cumplir con las pautas de higiene básicas en la manipulación de las verduras y hortalizas, impedir el ingreso de animales a las áreas cultivadas, registro de uso de fertilizantes orgánicos, enmiendas y sustratos adquiridos, asistencia de un técnico/profesional para brindar asesoramiento.

A %d blogueros les gusta esto: